Aportaciones Voluntarias

¿Qué son las Aportaciones Voluntarias?

Son depósitos que realizas voluntariamente a tu Cuenta Individual en la subcuenta de aportaciones voluntarias. Al efectuar aportaciones voluntarias incrementas el saldo del fondo de ahorro para el retiro.

¿Cuándo puedo realizar Aportaciones Voluntarias?

Una vez que abres tu Cuenta Individual, tienes el derecho a realizar aportaciones.

¿Cuánto es el máximo o mínimo que puedo depositar?

La aportación voluntaria puede ser de cualquier cantidad. No existen límites mínimos ni máximos.

¿Cuáles son los beneficios adicionales por las Aportaciones Voluntarias?

Aportaciones Voluntarias = Ahorro

 

+ Beneficios Fiscales

 

Las Aportaciones Voluntarias son cantidades adicionales que puedes depositar a tu Cuenta Individual, lo cual es considerado como un ahorro pues el dinero aportado estará invertido generando intereses e incrementando el patrimonio final para tu pensión. 

Es un medio de ahorro muy flexible, ya que no existen límites mínimos o máximos de aportación.

Tanto las Aportaciones Voluntarias como las Complementarias de Retiro pueden ser deducibles de impuestos en el año en que se depositan (Art. 176, Fracc. V de la Ley del ISR).    

Pueden ser deducibles hasta el 10% de los ingresos acumulables del contribuyente en el ejercicio, sin que dichas aportaciones excedan del equivalente a cinco salarios mínimos generales del área geográfica del contribuyente, elevados al año. 

Si se dispone del ahorro hasta el retiro, las aportaciones que retire el trabajador estarán exentas. Los intereses reales son acumulables y serán objeto de una retención del 0.60% sobre el monto originalmente depositado.

Si se dispone del ahorro antes del retiro, las aportaciones deducidas deberán acumularse, por lo que se retendrá el 20% sobre el monto total del retiro, el cual se entregará a la Secretaria de Hacienda y podrás acreditar en tu declaración anual (Artículo 167 y 170 Ley ISR) Si el trabajador no dedujo las aportaciones realizadas a esta subcuenta, se consideran ingresos únicamente los intereses reales pagados por lo que se retendrá el 0.60% sobre el monto del retiro (Artículo 158 y 160 de la Ley ISR).

Realiza tus aportaciones voluntarias y ahorra con grandes beneficios.


¿Cuándo puedo realizar retiros de mis Aportaciones Voluntarias?

Se pueden retirar después de seis meses contados a partir del último retiro realizado a esta subcuenta, o bien después de seis meses contados a partir de la fecha en que se realizó la primera aportación voluntaria.

¿Cómo puedo realizar Aportaciones Voluntarias?

1. Por medio del patrón con descuento, vía SUA (Sistema Único de Autodeterminación), sólo tienes que indicar a tu empresa el monto que deseas aportar periódicamente. Este medio de ahorro tiene un beneficio fiscal para el empleado, ya que reduce la base de sus ingresos generando un menor pago de impuestos.

 

2. Depósito bancario, en cualquier sucursal bancaria manejada por tu AFORE o por los medios autrorizados por la misma, con los siguientes datos:

Dependiendo del tipo de aportación voluntaria que desees realizar (deducible o no deducible), solicita la Referencia que aplica en cualquiera de los dos bancos.

Para solicitar las referencias de la aportación que quieras realizar en cualquiera de estos bancos.

Y ¿que hay de los Rendimientos?

y ¿Que me conviene más? ¿Ahorro Voluntario en la Afore o en Fondos de Inversión?

Pues bien: ¿Fondos de Inversión o Ahorro Voluntario en la Afore? – Depende: ambos tienen pros y contras.

 

Exploremos primero el ahorro voluntario en la Afore. Las aportaciones voluntarias sin duda han representado una gran alternativa de inversión y han ofrecido rendimientos bastante atractivos a los trabajadores que inverten en ellas. Por ejemplo, cierta Afore, la SIEFORE 4 ha dado un rendimiento neto en los últimos 36 meses superior al 10% – si tomamos en cuenta que la inflación en el periodo es entre 4 y 5%, es un rendimiento real del 5% – 6%. Nada mal.

Sin embargo, esta es una SIEFORE que invierte a largo plazo (principalmente bonos mexicanos de largo plazo, y hasta un 35% en renta variable). Por lo tanto, el rendimiento no es fijo, puede variar y además en épocas de crisis, puede presentar minusvalías (como sucedió durante 2008.

 

Entonces, puede ser una buen lugar para invertir dinero a largo plazo, para personas que tienen una aversión al riesgo moderada. Pero definitivamente yo no pondría en la SIEFORE 4 mi fondo para emergencias.

 

Ahora bien, el ahorro voluntario en la Afore no siempre se invierte en la misma Siefore donde se manejan las aportaciones obligatorias. Depende en realidad de lo que ofrezca cada Afore.

 

Algunas Afores manejan distintas Siefores de ahorro voluntario, por ejemplo:

  • Profuturo GNP tiene registradas dos Siefores para ahorro voluntario (una de corto y otra de largo plazo), aunque en su página manejan cuatro opciones de aportaciones voluntarias: Profut2 (aportaciones a corto plazo), Profut6 (aportaciones a mediano plazo), Profut12 (aportaciones a largo plazo) y Profut65 (aportaciones complementarias de retiro).

 

  • Afore Banamex también ofrece dos Siefores para ahorro voluntario: una de corto y otra de largo plazo. Pero también ofrecen la opción de invertir en la misma Siefore donde se manejan tus aportaciones obligatorias.

 

  • ING Afore (ahora Sura) menciona en su página web una Siefore SAV3 pero no aclara el plazo y características de la misma. También se puede depositar en la Siefore donde se manejan las aportaciones obligatorias.

 

Es de destacar que no se encuentran, ni en la página de internet de las distintas Afores ni de la Consar, información específica y resumida sobre las Siefores para aportaciones voluntarias: ni el rendimiento histórico que han ofrecido, ni datos que me permitan darnos cuenta del riesgo de las mismas.

 

Recordemos que de acuerdo con los 10 conceptos sobre inversiones que siempre debemos tener en mente, es importante saber en qué está invertido nuestro dinero y estar conscientes de los riesgos que corremos (los cuales deberían estar de acuerdo con nuestro horizonte de inversión y tolerancia personal al riesgo). Desafortunadamente, no es muy fácil saberlo (por lo menos no con lo que las Afores comunican en su página web).

 

Por otro lado, es importante comentar que el ahorro voluntario lo podemos o no hacer deducible de impuestos (si lo hacemos deducible y lo sacamos antes de los 65 años, ese retiro se considera como un ingreso acumulable y por lo tanto hay que pagar impuestos sobre él – la Afore está obligada a retenernos el 20% como impuesto provisional). He sabido de muchas personas que no sabían esto, no eligieron hacerlas deducibles pero aún así, por desinformación, la Afore las manejó como tales y por lo tanto cuando tuvieron necesidad de sacar, les fue retenido un impuesto que no esperaban.

Entonces:

  • Sí pueden ser una buena alternativa de inversión, si sus rendimientos son superiores a otras alternativas que tengan el mismo nivel de riesgo.

 

  • Para muchas personas que no tienen el conocimiento o el tiempo para crear un portafolio de inversión propio, las aportaciones voluntarias para el retiro que vayan a la misma Siefore básica donde se invierten sus aportaciones obligatorias, puede ser una gran opción de ahorro para el retiro, con todas las ventajas fiscales.

 

  • La liquidez, dependiendo del tipo de Siefore en que decidimos invertir nuestras aportaciones, puede ser cada dos o cada seis meses. Esto nos lo debe informar nuestra Afore antes de hacer la operación.

 

Ahora bien, el régimen de inversión de las Siefores básicas está determinado por la Consar, no por nosotros. Esta es una de mis principales críticas al sistema de pensiones: yo no puedo elegir cómo se invierte mi dinero.

 

En fin. Si quiero invertir mi dinero como a mí más me convenga, y hacerlo de una forma más agresiva que lo permitido por Consar según la Siefore que corresponde a mi grupo de edad, tengo que utilizar forzosamente fondos de inversión. No hay de otra. Afortunadamente, a través de algunas operadoras o distribuidoras puedo contratar un plan personal de retiro con las mismas ventajas fiscales (deducible de impuestos).

 

Con los fondos de inversión obtengo las siguientes ventajas:

  • Son mucho más transparentes: en todo momento puedo consultar y comparar fácilmente el desempeño histórico de distintos fondos de inversión, así como su calificación de riesgo (en el caso de los fondos de deuda).

 

  • Puedo hacer un portafolio diversificado totalmente a mi medida y tomar deciones más informadas.

 

  • Tengo mucha más liquidez (no me tengo que esperar de dos a seis meses para poder retirar mi dinero).

La gran desventaja: las comisiones que cobran los fondos de inversión muchas veces son sensiblemente más altas que las que cargan las AFORES en ahorro voluntario.

 

Mi preferencia personal

Aunque reconozco las ventajas del ahorro voluntario en las Afores para ciertas metas, y también sé que para muchas personas puede ser un vehículo ideal, personalmente prefiero construir portafolios de inversión que estén diseñados para mis necesidades. Yo podría recomendar utilizar este ahorro para metas de largo plazo (en las Siefores básicas) aunque también existen Siefores específicas de ahorro voluntario que pueden ajustarse a metas de mediano plazo.

 

Sin embargo, a mí me gusta tener un mayor control sobre mis inversiones. Me gusta tener portafolios de inversión con los que yo me sienta cómodo, para cada una de mis metas. Particularmente soy más agresivo que lo que permite el régimen inversión de Consar en mi ahorro para el retiro, por lo cual invierto más en renta variable que lo que tiene permitida la Siefore que corresponde a mi edad. Estas razones hacen que mi balanza se incline hacia el uso de fondos de inversión.

 

fuente: CONSAR / Planea tus Finanzas

Requieres mayor información para saber de acuerdo a tu perfil, ¿cual es la mejor elección? POR FAVOR ESCRÍBENOS, CON GUSTO TE ATENDEREMOS

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.


¿Estás en la mejor Afore?

Aprende a elegir administradora para tu ahorro del retiro, los rendimientos y comisiones son clave.

 

Tener dinero suficiente para vivir una vejez digna es una preocupación que generalmente se queda en la eterna lista de pendientes de los mexicanos. Según la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), más de 50% de los trabajadores siente cierta tranquilidad acerca de su vejez, pues considera que sus familiares deben hacerse cargo de ellos, una situación que no es garantía.

Otro factor que genera tranquilidad, al menos en los trabajadores asegurados, es el contar con una afore donde se realizan aportaciones mensuales de manera automática sin embargo, es importante que todos aquellos que tienen una cuenta de ahorro para el retiro conozca su funcionamiento.

 

"Cuando cumplas 60 años de edad y puedas jubilarte, ya debiste de haber pensado en tu retiro, la pensión que recibirás cada mes, y si podrás vivir plácidamente al menos los próximos 15 años de tu vida", 

Así, lo primero es conocer tu cuenta individual de Afore y por qué régimen te pensionarás.

 

Si cotizas en el IMSS, existen 2 tipos de régimen de pensión:

* Ley 73. Para aquellos trabajadores que comenzaron a cotizar antes del 1o de julio de 1997.

 

* Ley 97. Para aquellos trabajadores que empezaron a cotizar después del 1o de julio de 1997. Trabajadores que comenzaron a laborar antes de esta fecha también pueden optar por esta ley. Debes tomar en cuenta que el mínimo de semanas cotizadas en este régimen es casi el doble que el requerido por la Ley 73.

 

Si tu régimen corresponde a la Ley 97, tendrá una cuenta individual en la que, a lo largo de tu vida laboral, irán depositando mensualmente tu patrón, el gobierno y tú. Esta cuenta es administrada por la Afore (Administradora de Fondos para el Retiro) que tú elegiste y está conformada por cuatro sub-cuentas: la de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez, vivienda y aportaciones voluntarias y complementarias de retiro.

 

Sin embargo, existen seis puntos básicos que debes realizar para tener un buen manejo de tu cuenta:

 

 

1. Verifica que te que llegue tres veces al año tu estado de cuenta: En él se informa tu saldo en cada subcuenta, las aportaciones recibidas y los rendimientos obtenidos.

2. Revisa el saldo de tus aportaciones voluntarias: así sabrás si lo que ingresas por este concepto se va viendo reflejado en tu cuenta.

3. Revisa que todos tus datos personales sean correctos: nombre, dirección, número de Seguro Social (NSS),la Clave única de Registro de Población (CURP), el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) etc. Si hay algún error comunícate a tu Afore y pide que lo corrijan, es de suma importancia que tus datos estén correctos.

4. Revisa que tu cuenta no tenga un homónimo: Esto quiere decir que un Número de Seguridad Social (NSS) no esté asignado a dos personas que tengan el mismo nombre o un nombre parecido. Si esto sucede debes de solicitar a la brevedad la corrección tanto en tu Afore como en el IMSS (acude a la subdelegación del IMSS que te corresponda de acuerdo a tu domicilio para la corrección).

5. Revisa tu Subcuenta Infonavit: la Afore sólo lleva el registro de estos recursos. En esta subcuenta es donde el patrón realiza bimestralmente el 5% sobre tu sueldo base, estos recursos son canalizados al Infonavit. En tu estado de cuenta de la Afore ves reflejada la cantidad por este concepto para que sepas cuánto dinero tienes para un crédito de vivienda.

6. Ojo con tu número de semanas cotizadas: Es muy importante que revises que el número de semanas cotizadas registradas en el IMSS sea correcto, ya que la mayoría de los beneficios que otorga el IMSS requieren de cierto número de semanas cotizadas para poder hacerlos efectivos.

 

fuente: cnn expansion

 

 

POR DISPOSICION OFICIAL TODOS LOS TRAMITES DE AFORE SON GRATUITOS.