UN PRÉSTAMO A TU MEDIDA, DIRECTO A TU NOMINA, SIN CONSULTAR BURO. 

DESDE 3,000 A 350,000, CON SEGURO DE VIDA GRATIS POR EL MONTO CONTRATADO. MÍNIMOS REQUISITOS.

 

LLÁMANOS: (0133) 17313717

¿Como me voy a Pensionar?


TU RETIRO COMIENZA HOY

 

Te has preguntado de qué vas a vivir cuando seas viejo? Contar con una pensión te brinda la posibilidad de ser económicamente autosuficiente al momento de tu retiro..

 

No esperes a ser un adulto mayor para comenzar a pensar en tu retiro: si te informas y tomas las decisiones adecuadas hoy, podrás garantizar un buen nivel de vida para el futuro.

Lo primero que tienes que saber es que actualmente hay dos tipos de regímenes de pensiones para trabajadores afiliados al IMSS: el de 1973 y el de 1997. Del tipo de régimen dependen los requisitos que necesitas para jubilarte, el monto de tu pensión, los recursos a los que puedes acceder al momento de tu retiro y hasta los recursos a los que pueden acceder tus beneficiarios en caso de que fallezcas, por eso es muy importante que sepas qué régimen te corresponde y si tienes derecho a elegir entre uno u otro.

Estar bien informado te dará mejores herramientas para planificar mejor tu retiro y aprovechar los beneficios que tienes como trabajador. Por eso, te presentamos las principales diferencias en cuanto a requisitos y beneficios de ambos regímenes para que puedas planear mejor:

 

Régimen de 1973

 

¿A quién le toca?

Si comenzaste a cotizar al IMSS antes del 1° de julio de 1997*.

¿Cuáles son los requisitos?

  • Requieres mínimo de 500 semanas de cotización.
  • Tener por lo menos 60 años de edad.

¿De qué depende el monto de tu pensión?

Del Salario Base de Cotización (SBC) de los últimos 5 años laborados.

¿Cuánto vas a recibir?

De acuerdo a la edad en que decidas retirarte, recibirás un porcentaje del promedio del SBC de los últimos 5 años laborados**:

60 años: 75%

61 años: 80%

62 años: 85%

63 años: 90%

64 años: 95%

65 años: 100%

 

¿Cómo se actualiza el monto de tu pensión?

Se actualiza anualmente de acuerdo a los incrementos del salario mínimo vigente en el D.F.

¿Qué recursos puedes retirar de tu cuenta a la hora del retiro? ¿Cuáles no se te entregarán?

En una sola exhibición:

  • SAR 92-97 (que incluye SAR IMSS 1992 y SAR INFONAVIT 1992 si no tuviste un crédito de vivienda).
  • Retiro 97 a la fecha de retiro (2%).
  • Aportaciones Voluntarias.
  • INFONAVIT 97.

No se te entregan:

  • Cesantía en Edad Avanzada y Vejez.
  • Cuota social.

 

Estos recursos se los dará tu Afore al Gobierno Federal para que se paguen las pensiones de todos los trabajadores que se pensionen en el IMSS por este régimen.***

 

Régimen de 1997

 

¿A quién le toca?

Si comenzaste a cotizar al IMSS a partir del 1° de julio de 1997.

 

¿Cuáles son los requisitos?

  • Requieres mínimo de 1250 semanas de cotización.
  • Tener por lo menos 60 años de edad.

¿De qué depende el monto de tu pensión?

Del monto total que acumules en tu cuenta individual hasta el día en que te retires. Por eso es muy importante que realices aportaciones voluntarias para acrecentar tu pensión.

¿Cuánto vas a recibir?

De acuerdo a lo que acumulaste en tu cuenta, podrás elegir entre:

  • Renta Vitalicia: es un monto que se te da mensualmente durante el resto de tu vida. Se contrata con una aseguradora; el IMSS te dará un listado de aseguradoras que presten este servicio. 
  • Retiro Programado: se hace un cálculo sobre tu esperanza de vida y durante estos años se te realiza un pago mensual mayor al monto que recibirías por renta vitalicia (se necesita contar con ahorros suficientes). Se contrata con tu Afore.

Si los recursos acumulados en tu cuenta individual no son suficientes para contratar una renta vitalicia o un retiro programado, tienes derecho a recibir una:

  • Pensión mínima garantizada: es un salario mínimo vigente en el D.F. al mes durante el resto de tu vida. El IMSS seguirá pagando tu pensión cuando se termine lo que tenías en tu cuenta individual.**

¿Cómo se actualiza el monto de tu pensión?

Se actualiza anualmente de acuerdo a los incrementos de la inflación.

¿Qué recursos puedes retirar de tu cuenta a la hora del retiro? ¿Cuáles no se te entregarán?

En una sólo exhibición:

  • SAR 92-97 (que incluye SAR IMSS 1992 y SAR INFONAVIT 1992 si no tuviste un crédito de vivienda).
  • Aportaciones Voluntarias.

Ambos rubros pueden ser utilizados para el aumento del monto de la pensión si el trabajador así lo decide.

Se te entregan a manera de pensión (renta vitalicia o retiro programado):

  • Retiro 97 a la fecha de retiro (2%).
  • Cesantía en Edad Avanzada y Vejez.
  • Cuota social.
  • INFONAVIT 1997 (si no tuviste un crédito de vivienda).***
     

Tienes 60 años pero no cumples con los requisitos para pensionarte, ¿qué recursos puedes retirar de tu cuenta?

 

A partir de los 60 años, todos los recursos excepto SAR 92-97. Al cumplir los 65 años, SAR 92-97.

 

¿Qué pasa con los recursos de mi cuenta si fallezco?

 

Tu cuenta de retiro es parte de tu patrimonio y es heredable. Los beneficiarios legales son la viuda o viudo (si dependió económicamente de la trabajadora), los hijos menores de 16 años o hasta los 25 si no pueden mantenerse o están estudiando; o los padres si vivían con el trabajador.

A falta de cónyuge, la concubina o concubino (si dependió económicamente de la trabajadora) que vivió con el trabajador durante los 5 años que precedieron a su muerte o con quien tuvo hijos. Los beneficiarios sustitutos aplican sólo a falta de los legales, quienes tendrán que presentar elementos ante un juez de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje para ser designados como beneficiarios.

 

*Si cotizaste antes y después del 1° de julio de 1997 eres un trabajador en transición, por lo que al momento de tu retiro, el IMSS te dará a escoger entre uno u otro régimen.
**Independientemente del régimen que elijas, para conocer el monto de tu pensión y cómo gestionarla debes acudir a la Subdelegación Administrativa del IMSS que te corresponde o llamar al 01 800 623 23 23 —es necesario tener a la mano tu Número de Seguridad Social (NSS).
***Puedes dusponer total o parcialmente de tus aportaciones voluntarias cada dos y hasta seis meses, dependiendo de la Afore en que te encuentres. Lo recomendable es hacerlo hasta que te retires para alcanzar una mayor pensión.

 

 

 


El retiro laboral

 

Retiro: Es cuando un día regresas del trabajo y dices “Hola mi amor, ya llegué… para siempre”.- Gene Perret


Tal vez el dato más relevante que arroja la encuesta sobre el retiro laboral, es la falta de planeación: el 72% de los entrevistados señala que no ha hecho planes para este momento de su vida y muy pocos han tocado el tema con su familia.

 

Lo anterior puede explicarse porque el retiro laboral no representa una aspiración; por el contrario, se asocia con lavejez, la inactividad y, por tanto, con la exclusión social. Muy pocos lo conciben como un momento para el descanso y el disfrute después de haber dedicado una gran parte de su vida al trabajo.

Adicionalmente casi la mitad de los trabajadores encuestados señala su aspiración de seguir trabajando después de la jubilación. Además, dada la falta de planeación, así como de ahorro para esa etapa de la vida, la única posibilidad de resolver sus necesidades básicas es mantenerse económicamente activos. Para la mayoría, el autoempleo se vislumbra como una posibilidad para transitar durante esta etapa de la vida.

Por otro lado, sólo una tercera parte de los entrevistados que dicen ahorrar5 cree que los recursos que logre acumular en su cuenta le permitirán cumplir con sus metas y planes para el retiro6. Esta sensación de incertidumbre supone mayores barreras para enfrentar el retiro laboral.

Cuando se habló específicamente sobre la cuenta de Afore, los entrevistados asociaron ventajas importantes a este patrimonio, principalmente el contar con un respaldo económico asegurado para cuando se jubilen (59%). Lo anterior indica que una de las estrategias prioritarias para fomentar una cultura de ahorro para el retiro debiera ser destacar este beneficio entre los cuentahabientes de las Afores, para propiciar un mayor involucramiento y generar un sentimiento –aun si es incipiente– de seguridad frente al retiro y la vejez.

El estado de cuenta (que dice recibir el 77% de los entrevistados) es el principal vínculo de los cuentahabientes con su Afore. Prácticamente la totalidad (92%) lo lee y guarda. El dato más importante que destacan sobre éste, es el saldo de sus ahorros (81%). Esto indica la alta valoración que se tiene de este documento, principalmente porque materializa simbólicamente los ahorros.

Además, la encuesta deja ver una gran área de oportunidad en términos de información, pues la mayoría de los cuentahabientes se asume poco informada acerca del sistema de retiro y de las Afores7, lo que indica que los esfuerzos realizados por las administradoras y otras instituciones para comunicar y educar a los afiliados han tenido poco impacto frente al desinterés de los propios cuentahabientes por involucrarse en sus planes de retiro.

El primer gran desafío es por lo tanto concientizar a los afiliados actuales y potenciales, acerca de la importancia de contar con un plan para esta etapa de la vida y de actuar en consecuencia desde el inicio de la vida laboral.


5Los encuestados respondieron de manera espontánea sobre los ahorros que hacen por su propia cuenta.

6 Al preguntar a los encuestados si consideran que con lo que lleguen a ahorrar les va a alcanzar para cumplir las metas que tienen para su retiro, el 49% señala que no le va a alcanzar, el 20% dice que no sabe y sólo el 31% piensa que sus ahorros serán suficientes.

7El 61% de los entrevistados se autocalifica poco o nada informado.